24 Mar 2017

Choque de Melbourne

Una experiencia que abre panoramas y perspectivas

Dicen que no hay segunda oportunidad para una primera impresión. ¿Qué pensarías al llegar a una ciudad completamente distinta a la que estás acostumbrado?

¡Personas, estilos de vida, costumbres y tradiciones tan distintas! Puede ser que al principio te sientas perdido, inconforme, incluso infeliz. Tranquilo, con el tiempo te acostumbras a aceptar la cultura que gira a tu alrededor y logras adaptarte al entorno.

foto3German

Germán Barrera Ramírez de 21 años, estudiante de Arquitectura en la Universidad de Monterrey, optó por vivir una experiencia inolvidable en la ciudad de Melbourne, Australia. A pesar de las diferencias culturales, él logró abrir su visión y aprovechó la oportunidad al máximo.

Primera vez en Melbourne

¡Al fin en Australia!

Es obvio que Germán no se sintió en casa. Existe una explicación para esto y se llama Choque Cultural.

foto1German

Experiencia diferente en Australia

El Choque Cultural es una manera de explicar por qué te sientes diferente ahora que llegas a vivir a un país distinto al tuyo. Existen muchos cambios a los que no estás acostumbrado. Lenguaje, comida, costumbres, la forma en la que trabajan en la Universidad, etc. Todo el tiempo estás aprendiendo formas nuevas de hacer las cosas y eso puede provocar a que te sientas confuso o angustiado.

foto4German

Cuatro etapas del Choque Cultural:

  • Luna de miel: en esta etapa todo te sorprende. Te sentirás enamorado de las nuevas costumbres, de la gente distinta y del ambiente nuevo que te rodea. 

Con su llegada a Australia, a Germán le pareció impresionante la amabilidad de las personas y lo felices que son. Descubrió que la sociedad en general es calmada, sin caos y totalmente dispuestos a disfrutar de su vida cotidiana sin desconcentrarse de su rutina diaria.

  • Crisis: ahora empiezas a sentirte confuso, nervioso, enojado y a sentir necesidad de lo que ya conoces. Incluso llegarás a preguntarte «¿Por qué me vine de intercambio?» Aquí es cuando extrañas los tacos y ya no puedes más 🙁

En cuanto a la experiencia de Germán, llegó a sentir un estado de crisis, puesto que ni él ni sus compañeros tenían un departamento donde quedarse y con el tiempo encima, comenzaron las preocupaciones, el estrés y sentirse perdidos en Melbourne.

  • Recuperación: poco a poco logras a comprender y aprender elementos nuevos como el idioma o las costumbres, sueles sentirte más cómodo y con mayor control de la situación, en donde aprendes a trabajar con las diferencias culturales. 

A los pocos meses, Germán logró cambiar su mentalidad ante las cosas y sobretodo a aceptar la diversidad que caracteriza a Melbourne, el inglés tan especial que usan y las costumbres que la ciudad tenía para él. A pesar de que fue un reto, con positivismo y alegría, superó la etapa de crisis.

  • Aceptación: al fin se consigue total integración con el nuevo ambiente, ahora todo funciona sin mayores esfuerzos. En esta etapas es donde sentirás más alegría y satisfacción. (Spoiler alert: se aproxima tu regreso)

Germán ya era uno con Melbourne. Aprendió a dominar las rutas del tren y del tram. Se divirtió al máximo, viajó por el país, abrazó canguros, se integró con la gente y hasta se le pegó un poco el acento y la tranquilidad de los australianos.

foto5German

Regreso a casa

La parte más triste (o la más esperada para aquellos que no lograron adaptarse): toda experiencia de intercambio llega a su fin.

Germán Barrera experimentó algunos cambios tras su regreso a México. Ya no estaba acostumbrado a manejar el carro de lado izquierdo, adiós a las cuatro materias en la universidad y de vuelta a las responsabilidades de estudiante normal. 

También costó bastante acoplarse a su estilo de vida, sobretodo porque extrañaba mucho a sus amigos, las experiencias, y la Universidad. No puede faltar, el cambio de clima y horario, pues en Melbourne son 16/17 horas más que en México.

Deberás conservar la calma y paciencia, aunque parezca curioso, realmente será complicado el regreso y desearás volver a tu intercambio cada que veas tus fotos o la gente te pregunte cómo te fue. Mantén tu mente positiva y sobretodo agradecida, ¡haz vivido una oportunidad única!

En este video German Barrera, estudiante de la UDEM, nos cuenta sobre sus primeras impresiones al llegar a la ciudad de Melbourne, Australia:

Escuchemos un poco sobre la experiencia de Intercambio del estudiante German Barrera:

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *