02 Abr 2008

Destacan literatura chicana en Cátedra Laboris

Por Mariel Baez / Agencia Informativa UDEM

La identidad cultural de las personas que viven en Texas, cada vez se inclina más hacia la cultura estadounidense olvidándose un poco de la mexicana, de donde son sus raíces.

Las personas que viven en la frontera, carecen identidad cultural, mezclan la de México con la de Estados Unidos así como el idioma, lo que ocasiona cierto rechazo por parte de los mexicanos y estadounidenses, indicó Norma Elia Cantú en From The Oral To The Literary an Outline of Chicano/a Literature, en la Cátedra Laboris de Humanidades, en el Auditorio 2 de la UDEM, el 13 de marzo.

Señaló que la identidad cultural de las personas que viven en Texas, cada vez se inclina más hacia la cultura estadounidense olvidándose un poco de la mexicana, de donde son sus raíces.

«La primera vez que dije que era chicana fue cuando un profesor me llamó de esa manera, y yo le pregunté por qué y me dijo que no quería insultarme al llamarme mexicana, fue cuando dije soy chicana», indicó la autora de Telling to Live: Latina Feminist Traditions.

Habló sobre la trascendencia de la literatura chicana desde sus inicios en los años 60 hasta la fecha, cómo al principio, solamente se consideraba literatura chicana la poesía, libros y novelas, pero con el paso del tiempo entraron a esta categoría, los periódicos y algunas innovaciones como los carteles y volantes, considerados literatura moderna.

Dentro de la literatura chicana, hizo clasificaciones entre la ficción y no ficción, obras como Las Aventuras de Don Chipote y Cuando los Pericos Mamen de Daniel Vargas, consideradas las primeras novelas chicanas en el año de 1928.

En cuanto a poesía y el movimiento, agregó que algunos de los escritores reconocidos que colaboraron para la formación de este género, son Leonor Villegas y Sara Estela Ramírez, en el primer poema feminista Surge la Mujer.

«Otros autores han formado parte de la iniciación de la literatura chicana como José Antonio Villarreal con su novela Pocho en 1959, donde habla acerca de una familia que desprecia sus raíces mexicanas y prefiere la identidad chicana; así como también destaca Luis Valdés dentro del teatro con su obra La Pastorela que monta cada dos años, alternándola con Las Cuatro Apariciones de la Virgen en San Juan Bautista, California».

Cantú recibió la cátedra, con motivo de su integración a la Universidad de Monterrey, donde colaborará con alumnos de la Licenciatura de Estudios Humanísticos y Sociales (LEHS).

Fecha de publicación: 2 de abril de 2008

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: