03 Abr 2008

Buscan rapidez con juicio oral

María Mena

0403 Buscan rapidez con juicio oral

0403-Buscan-rapidez-con-juicio-oral

La rapidez con que se realizan los juicios orales estriba en que el juez intenta desahogar todas las pruebas el mismo día que comienza la audiencia, dijo Francisco Manuel Sáenz Moreno, en el Módulo II del Seminario Técnicas del Juicio Oral en Materia Penal, Familiar y Civil en el Estado de Nuevo León, el 28 de marzo.
En el Aula de Destrezas Jurídicas de la UDEM, el Juez Segundo de Juicio Oral Penal en el Estado de Nuevo León, señaló que la oralidad, publicidad, inmediación, concentración, contradicción y continuidad son los principios fundamentales de este tipo de juicios.

«La publicidad radica en que todo se lleva a cabo en la sala de audiencia y cualquiera puede estar presente: amigos, familiares o cualquier persona interesada en el juicio».

Agregó que el procesado tiene derecho a hablar cuando quiera, las veces que lo desee, siempre y cuando consulte a su defensor antes de hacerlo.

«Lo que estamos viendo es un fenómeno muy extraño que no sólo declaran sino que aceptan responsabilidad, no sólo declaran sino que dicen que sí cometieron el delito, y lo único que piden es pues algo de benevolencia por parte del Estado», dijo.

Sáenz Moreno explicó que los juicios orales se caracterizan por la presencia de dos jueces, uno que admite las pruebas, y otro que las desahoga, para dar más garantías al procesado.

«El cambio viene en el periodo de instrucción que conocemos nosotros en el procedimiento ordinario, ese periodo de instrucción es donde se fragmenta en dos partes: el que desecha las pruebas al juez de preparación y el que posteriormente lleva al juez de juicio oral el desahogarlas, ese básicamente es el cambio», afirmó.

Indicó que el juicio es predominantemente oral, lo cual quiere decir que no es completamente oral, tiene algunas cuestiones escritas como la situación jurídica y la sentencia; las pruebas sí se desahogan oralmente.

Sáenz Moreno llevó a cabo el primer juicio oral penal en México el 14 de febrero de 2005, en la Sala de Audiencia del Juzgado de Montemorelos, Nuevo León, por un caso de homicidio y lesiones por culpa, la pena impuesta fue tres años y el pago de la reparación del daño.

0403 Buscan rapidez con juicio oral

0403-Buscan-rapidez-con-juicio-oral

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: