Calle

La introspección emocional que vivió Pau Bichara