15 Mar 2013

Su pasión el futbol, la UDEM su motor

Por Miguel Ángel Lapuente / Agencia Informativa UDEM

César de la Peña, ahora centrocampista de los Rayados de Monterrey, inició con el representativo de Troyanos y después saltó a Tercera División, luego Tigres lo invitó a probarse y ahora en Primera luce la camiseta blanquiazul.

La ilusión de ser futbolista profesional, es una de las metas más difíciles de alcanzar; tiempo, trabajo, perseverancia y mucha paciencia son valores fundamentales para llegar a la Primera División y El Chorri de la Peña, estudiante de Administración de Empresas (LAE) de la UDEM, es una muestra de que los sueños, se convierten en realidad.

César de la Peña, ahora centrocampista de los Rayados de Monterrey, inició con el representativo de Troyanos y después saltó a Tercera División, luego Tigres lo invitó a probarse y ahora en Primera luce la camiseta blanquiazul.

El camino del alumno del segundo semestre de LAE estuvo lleno de adversidades durante su formación en la Preparatoria Politécnica Santa Catarina, ya que el tedio y cansancio de los viajes hicieron difícil su concentración en el estudio; sin embargo su objetivo fue claro y logró graduarse como Técnico en Imagen Digital.

«Había veces que me tocaba jugar los domingos y llegábamos a la UDEM a las dos de la mañana y como teníamos escuela al otro día a las siete, nos dormíamos en los consultorios del doctor y en la mañana me levantaba, hacía un poco de gimnasio, me bañaba y me iba a la prepa».

Para el oriundo de Apodaca, atravesar cinco municipios para llegar a la UDEM a las 7:00 horas, representó horas en el transporte, un gasto y una difícil decisión dejar su casa a los 15 años para mudarse con su abuelita en la colonia Industrias del Vidrio en San Nicolás.

«La verdad la carrera me la estoy llevando bien, estoy batallando un poco pero, pues me la llevó tranquilo, es algo que me gusta mucho, pero creo que lo complicado son las materias que se enfocan al trabajo, como: Estadística, Ambiente Legal de los Negocios».

JUEGA Y GANA

A los 12 años cuando jugaba con los Jabatos y estudiaba en la secundaria 50 de Apodaca, su olfato goleador lo catapultó para que la Selección de este municipio lo llamara como su referente ofensivo.

Durante un juego contra el representativo UDEM, el entrenador aurinegro Martín Wong, vio su dominio en los tiros de larga distancia y manejo de balón, y lo invitó a integrase a Troyanos, equipo al que representó por cinco años.

El carisma, talento y deseos de convertirse en futbolista profesional de El Chorri, llamó la atención de uno de los papas de sus compañeros, Alfredo Garza, quien lo apoyó económicamente para viajar a los torneos internacionales como la Copa Chivas y Dallas, y a conseguir una beca académica.

Dos años tardó para dar el salto al equipo de Tercera División, donde jugó tres temporadas.

«El futbol es lo más bonito que me ha pasado, pero no es algo seguro, ni siquiera ahorita me siento consolidado en el primer equipo, en el futbol sabes cuando empiezas, pero lamentablemente, no sabes cuando terminas; la escuela es lo más importante que he tenido para poder llegar a donde estoy».

Indició que tuvo dos propuestas, una de Tigres para probarse y otra de La Pandilla que resultó más segura, ya que le ofreció firmar en segunda y aunque futbolísticamente ésta última representaba mayor seguridad profesional, De la Peña decidió permanecer en la UDEM porque para él, el estudio es primero.

Al graduarse de la Politécnica, ingresó a las filas del Monterrey y sus buenas actuaciones y actitud fuera del campo, fueron fundamentales para saltar de Segunda División al equipo Sub-20 donde permaneció cuatro temporadas.

«Muchos jugadores me han apoyado: Chupete, Chelito, Zavala y Carreño; por ejemplo Carreño todos los días me daba aventón y dentro del campo, Zavala me aconseja como moverme y como marcar», concluyó el joven de 21 años, promesa del futbol regiomontano y un orgullo de la Universidad de Monterrey.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: