29 Ene 2015

Somos Rugby

Ricardo Rivera y Miguel Lapuente

"Somos una familia, somos hermanos de vida." Álvaro Alarcón Padilla.

Lunes, miércoles y viernes a las seis de la mañana, con frío o calor, lesionados o no lesionados; una legión de estudiantes de la Universidad de Monterrey se reúne a entrenar un deporte poco común en México: el rugby.

Nacido en Inglaterra y popularmente apreciado como violento, el rugby llegó para quedarse en la UDEM a partir del 2011, cuando Marcelo López Altamirano y Álvaro Alarcón Padilla reclutaron a estudiantes a través de las redes sociales.

A principios del 2012, Troyanos Rugby Club inició su preparación para competir en su primer torneo de la CONADEIP, que en ese año organizó la Universidad Iberoamericana en el Distrito Federal, y en contra de todos los pronósticos, lograron el segundo lugar.

recortada2
El auge que ha tenido este deporte en la UDEM, se refleja en que los cuatro amigos que comenzaron a promoverlo, pasó de ser solamente un club a un equipo representativo y posteriormente una materia cocurricular, que estudiantes de la preparatoria y de la Universidad pueden cursar actualmente. De igual manera se aceptan jugadores ExaUDEM y externos.

El próximo desafío para Troyanos Rugby Club es el torneo regional que dará inició el próximo 14 de febrero, en el cual competirán con el ITESM y UANL por uno de los dos boletos para jugar la Liga Nacional.

“Trabajo en equipo, sacrificio y empatía. Si sabes que la persona batalla para correr, pues hay que estarlo apoyando; ponerte en los zapatos del otro.”, esos son los valores que Álvaro Alarcón Padilla señaló como sus características principales. Y no por nada dicen que el rugby es un deporte de hooligans jugado por caballeros.

recortada3

Vox-populi de los jugadores de equipo representativo de rugby de la Universidad de Monterrey, Troyanos Rugby Club.

recortada-

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *