19 Oct 2015

Se Solicita Empleado Sin Adicción a las Redes Sociales

Bárbara Patiño y Daniela Aguirre

19

La mayoría de los trabajos requieren un servicio personalizado, por lo que el uso de dispositivos móviles representa la mayor distracción que se vuelve un obstáculo para el buen desempeño.

Los empleadores describen a las personas adictas a las redes sociales como poco concentrados, ineficientes, irresponsables, lentos, descorteses y creadores de una mala imagen a la empresa.

“Señor mesero… ¡mesero!”

José María Aguirre, propietario del salón de eventos Central Park, tuvo que recurrir a la recolección de los dispositivos de los meseros antes de empezar la jornada laboral para aumentar la comunicación interna y agilizar el trabajo de equipo.

Como la solución no es aislar a los trabajadores, el empleador de San Pedro Garza García, Nuevo León distribuye descansos de 15 minutos entre los camareros para que el evento no quede desatendido, se puedan revisar los celulares y el servicio no sea afectado por la ansiedad de checar las redes sociales.

En pequeñas y grandes empresas

La empresa optó por implementar medidas de limitaciones en el uso del celular tanto en oficinas administrativas como en planta, pues la adicción a las redes sociales de un candidato no se identifica a la primera, sino hasta que su desempeño se ve afectado, afirmó Juan Manuel Luna Cortés, gerente de Recursos Humanos de Cervecería Cuauhtémoc Moctezuma.

En las zonas de operación el uso del celular está estrictamente prohibido para evitar los incidentes; mientras que en oficinas se pide que esté en vibrador y que solamente se contesten llamadas de emergencia, medida que ocasionó una mejora en el nivel de atención en las reuniones de trabajo, afirmó Luna.

El uso de celulares se permite o limita en los recesos de trabajo, pero en caso de incumplir las reglas de uso se aplica una sanción de acuerdo con la gravedad de la situación, agregó el Gerente.

¿Y la estilista? ¡En Facebook!

Mirna Vázquez, propietaria de Cosmo Total Hair en San Pedro Garza García, Nuevo León, despidió a dos asistentes por el uso indebido y en exceso de las redes sociales durante el desempeño de su labor.

“A veces llegaban mis clientes de toda la vida y me decían que por qué no abría y por qué no había nadie. Cuando la dejaba encargada ¡la muchachilla apagaba las luces y se ponía en su celular!”, afirmó la dueña del negocio.

La empresaria aclara a sus empleados el uso prohibido de celulares, pues el servicio no solamente se trata de hacer lo que se pide, sino de convivir y formar una relación con el cliente, así como estar atento porque a veces se tiene que administrar y vigilar al mismo tiempo.

Cómo usar las redes sociales sin perder el trabajo

Es necesario tener un Manual de Etiqueta que establezca procedimientos claros a nivel organizacional, pues una persona con estructura es más probable de actuar correctamente cuando tiene límites específicos, afirmó Jesús Castillo López, miembro del Consejo de Investigación del Instituto Municipal de la Familia de San Pedro Garza García.

[El manual] es un procedimiento claro que da guía, resulta de políticas específicas y explícitas y establece la manera en que se trabajará, lo cual beneficiará tanto al trabajador como a la empresa, en caso de que necesite protegerse, agregó.

“No solamente es conveniente [controlar el uso de las redes sociales], sino necesario y recomendable. Mientras más claridad haya en las empresas, menos probabilidad de confusión e inclusive de problemas legales”, aseguró el también Presidente de la Academia de Psicología Social y Organizacional del Departamento de Psicología de la UDEM.

 
Follow by Email
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: