19 Ago 2011

Reflexionan sobre falta de espiritualidad en la vida diaria

Por María Treviño y Bárbara Zuarth / Agencia Informativa UDEM

Alberto Moreno Casas, catedrático de la UDEM, expuso las dimensiones que componen a la persona humana, así como la concepción holística del hombre desde el punto de vista de la Antropología Bíblica del Antiguo Testamento y del Dualismo Griego

Invitar a la reflexión y reafirmar el crecimiento personal a algunos de los colaboradores de la Universidad de Monterrey fue el objetivo de la conferencia Bienestar: Espíritu, Alma y Cuerpo, impartida por Alberto Moreno Casas, el miércoles 17 de Agosto.

«El hombre ya no es muy abierto a las cosas espirituales», señaló el profesor de Pensamiento Social de la Iglesia al iniciar la plática, basándose en el enfoque bíblico del libro del Génesis que habla acerca de la creación.

Durante la plática, el catedrático expuso las dimensiones que componen a la persona humana, así como la concepción holística del hombre desde el punto de vista de la antropología bíblica del Antiguo Testamento y del Dualismo Griego.

Espíritu, alma y cuerpo son las tres dimensiones del ser humano que lo diferencian de las demás criaturas y aplicarlas en nuestro diario vivir es importante, enfatizó. Definió, según el dualismo griego, que las palabras Basar, Nefesh y Ruah significan la cáscara del ser humano, el centro vital de la persona y la apertura trascendental del hombre, respectivamente.

Al final, Moreno Casas invitó a hacer una dinámica de grupo que consistió en responder preguntas como ¿Para qué y por qué desarrollamos integralmente? y ¿Actualmente tengo/siento bienestar integral?, las cuales permitieron a los participantes crear la conclusión de que es necesario dejar a un lado todo aquello que no permite vivir la espiritualidad.

Fecha de publicación: 19 de agosto de 2011

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: