06 Nov 2011

Reafirma UDEM educación a través de valores

Nancy Pino

Con el fin de reiterar su compromiso de educar en valores a los jóvenes, las congregaciones fundadoras de la Universidad de Monterrey firmaron una carta junto con el rector Antonio Dieck Assad el 4 de octubre durante el segundo ciclo de la Cátedra Fundadores.

Dionisio Garza Medina, presidente del Consejo de la UDEM, fungió como testigo de honor al sello de las firmas en el marco del Cátedra Fundadores celebrada en el Teatro del Centro de la Comunidad Universitaria.

El rector inauguró el evento con un mensaje en el que invitó a reflexionar al equipo directivo de la universidad sobre cómo formar estudiantes con espíritu de generosidad y solidaridad en la participación ciudadana para la construcción de una sociedad más justa.

Al inicio de la cátedra la congregación Marista hizo la entrega formal de la flama a las Hijas de María Inmaculada de Guadalupe, la cual simboliza el compromiso adquirido para impulsar los valores a través de la educación durante el ciclo 2011-2012.

La Cátedra Fundadores constituye un espacio de conocimiento y reflexión en torno a las comunidades religiosas que dieron origen a la UDEM y a los valores de los que es heredera.

La Educación del Corazón versus La Educación Borderless fue el título de la conferencia magistral impartida por la Madre María Graciela Meléndez Cermeño, religiosa hija de la Madre Inmaculada de Guadalupe, que reflexionó sobre la inspiración pedagógica del padre de su congregación, el siervo de Dios José Antonio Plancarte y Labastida.

Según la religiosa, el Padre José Antonio estaba en total desacuerdo con la educación Borderless, la cual genera jóvenes caprichudos e inmaduros que desconocen límites con la excusa de los padres o maestros de que ya saben lo que hacen.

«Qué responsabilidad tan enorme la de los padres consentidores, dice José Antonio, los que por amor no les castigan ni les corrigen, no les alejan de las malas compañías; la energía en la educación de los hijos es un beneficio, por más que haya quienes se empeñen en proponer lo contrario», afirmó la conferencista.

Según la Madre María, la misión del siervo de Dios fue evangelizar sus colegios, que fueron primeramente de niñas, mediante una educación del corazón basada en el amor a Dios, en la que se desarrolla la voluntad y la inteligencia emocional.

«La clave en todo caso es hacer una sabia combinación entre un amor exigente y un amor indulgente, dice José Antonio, mientras más lo examino más y más me convenzo de que el mejor de los gobiernos es el que es al mismo tiempo firme y suave», agregó la Madre María al término de la conferencia.

 
Follow by Email
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: