24 octubre 2014

Pronóstico del Clásico Regio

Rodrigo Ledesma

Aunque la estadística es un término que no juega en los partidos, ya que, como diría Milton del Moral: “Los jugadores amparados en una lógica futbolera minimizan estos números y desmienten su valía”, en el ámbito futbolístico siempre es necesario dar un pronóstico basado en la numeraria y porcentaje de efectividad para así dar un veredicto sobre el equipo que tendrá más probabilidades en obtener el triunfo.

Los pronósticos permiten dar un aval sobre el conocimiento analítico de un periodista, pero sobre todo los pronósticos proporcionan esa emoción y polémica que incursiona en la lucha de ideologías y que terminan por otorgar o atribuir el término “apasionante” a un duelo, en este caso el de Rayados contra los Tigres.

Este encuentro representa una de las ediciones del clásico más equitativas y reñidas de los últimos diez, veamos el porqué de la manera más objetiva.

El Club de Futbol Monterrey posee para esta tradicional pugna dos armas vitales, la localía, llevan seis partidos invictos en la liga con cuatro victorias y dos empates en casa, la capacidad goleadora de Dorlan Pabón quien ha conseguido el 56.25 por ciento de los goles totales de la Pandilla y además atesora el mejor promedio de goles por minuto, anota cada 80 minutos y 55 segundos.

Por su parte Tigres cuenta con la denominación de ser el único equipo en el torneo que no ha perdido un juego como visitante, para muestra de su efectividad como foráneos, 13 de los 23 puntos que conservan los han obtenido en calidad de visita.

Ahora, la paridad de éste duelo es verificada con la misma estadística la cual revela que Rayados, la mejor defensa del certamen con sólo 10 goles recibidos, se enfrentará a la segunda mejor ofensiva de la justa con 20 anotaciones.  Si nos basamos en éstos datos encontramos una igualdad que nos impide dictar a un posible triunfador.

El punto de discordia se esclarece cuando acudimos a la inercia.
Tigres lleva seis duelos sin perder en liga con cuatro victorias y dos empates, también eliminaron al Toluca en los cuartos de final de la Copa MX, por lo tanto hay un entorno de optimismo, casi desmedido, justificado por esa racha positiva.

Asimismo Rayados en los últimos seis duelos ha ganado en tres ocasiones, pero ha perdido dos y empatado uno; los más recientes encuentros, el empate a uno con Xolos y la derrota dos a cero frente al América evidenciaron la inoperancia Rayada al ataque cuando Dorlan no encuentra esa conexión con las variantes laterales de Lucas Silva o Neri Cardozo.

Y si algo puede presumir Tigres es su capacidad para contrarrestar los embates del rival por las zonas laterales; tomemos como referencia  los juegos contra Veracruz y Cruz Azul en los cuales las ofensivas  de Daniel Villalva y Liber Quiñones por los Tiburones; Pablo Barrera y Joao Rojas por los cementeros, fueron anuladas por el cerrojo defensivo de Ivan Estrada y Jorge Torres Nilo.

Otro aspecto que juega a favor para los Tigres es la flexibilidad que han adquirido con Gerardo Lugo en el medio campo; su habilidad para armar jugadas, aunado a su exquisito toque en corto y buen pase largo anticipado, conforman un punto a favor de los visitantes quienes bajo ese esquema de ataque, aquilataron su sistema para ir creciendo hacia un óptimo nivel que les  permitió recobrar un dinamismo frontal.

El drible por velocidad de Joffre Guerrón por la banda derecha es el punto débil de Rayados, que por ese lado resguardado por Servero Meza, se ha convertido en una zona que los contrarios aprovechan para finiquitar sus ataques, aunque no todos terminen en gol, tal y como sucedió con Tijuana, América y Toluca.

En el medio campo hay discordia para los Rayados que adolecen de un contención que se dedique específicamente a la recuperación y distribución, el canterano Mauricio Talancón se perfila para cubrir esa zona pero su inexperiencia le impide ya cubrir tal sector; este aspecto crea un asilamiento en el medio campo del Monterrey
Los tigres cuentan con un contención aguerrido y efectivo como lo es Egidio Arévalo, que por suelo o aire gana los duelos y recupera el balón; el compañero que converge con el rol de Egidio es Guido Pizarro que funciona como ese creador de jugadas. En tal franja los felinos encuentran un complemento preciso para sus ataques.

Las cuestiones individuales y por zonas dan la balanza a favor de los Tigres.

En conclusión el equipo de la U.A.N.L es el favorito para llevarse el clásico regio.

Para quienes cuenten los resultados de clásicos pasados, les digo que dentro de un pronóstico no es tan vital, pues dichos resultados pertenecen a inercias pasadas y en este ámbito actual no refleja o termina por ser un aval de la vigente eficiencia de ambos conjuntos. Esos datos pasados sirven sólo para mantener un control de los hechos.

El saber que de los últimos diez clásicos, cuatro han sido victoria para la Pandilla, cuatro han sido empates y dos victorias para los felinos,  será un argumento de victoria, definido para uno o para otro gremio, sólo para aquellos escépticos que buscan como efecto “psicológico” imponer una superioridad sobre el rival.

¿Usted qué opina querido lector?

Twitter: @rledesmahdz

 
Follow by Email
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIONES

15 noviembre 2019

Por: Marcos Fernández

1 noviembre 2019

Por: Daniela Cavada

7 octubre 2019

Por: Daphne Rodríguez

24 septiembre 2019

Por: Luis Fernando Rodríguez Rodríguez

23 abril 2019

Por: Mariana Peña

12 marzo 2019

Por: Miguel Yarte Carranza

18 febrero 2019

Por: María Montserrat Clark Garza

13 noviembre 2018

Por: Victoria Soria Morales

13 noviembre 2018

Por: Vanessa Ramos González