27 Abr 2020

Promueven consumo regional

Sara Taboada y Natalia Cruz

La pandemia ha cambiado completamente la manera de relacionarse, de producir y de consumir, ante ello, en la conferencia virtual Proyectos productivos socioambientales y patrones de consumo, organizada por la organización XUM e impartida por Bárbara Hernández Ramírez, analista, empresaria y presidenta del consejo directivo de la fundación Pedro y Elena Hernández A.C., destaca la importancia de la comercialización regional.

La economía nacional, señaló la licenciada en economía, se ha visto fortalecida gracias a proyectos de producción, como la vainilla, que se utiliza en gran cantidad de alimentos y puede ser producida en algunas de las regiones más vulnerables de México, dando así, empleos a una mayor cantidad de personas y promoviendo el consumo regional.

En estos tiempos de confinamiento, resulta de vital importancia la manipulación y distribución de los alimentos, por lo cual se debe cambiar el patrón de consumo, priorizando la producción regional para evitar la contaminación por transportación de estos artículos, informó la egresada de la Universidad Anáhuac.

“El cambio que va a salir de esta pandemia va a ser que vamos a comer mucho más orgánico, mucho más saludable y sobre todo más regional”, señaló Hernández Ramírez.

 Lo anterior se puede lograr con mayor facilidad ante la contingencia, de acuerdo con la empresaria, debido a las entregas a domicilio y las conexiones que se descubren entre vecinos, amigos o conocidos que son productores, se puede hacer la distribución de una manera más directa.

 De igual forma, el cliente se percatará de la existencia de productos más económicos, explicó Hernández Ramírez, además, será más sano porque se evitará que pasen por muchas personas, y logrará tener un mejor control sobre lo que consume.

“La gente se siente más solidaria porque le está comprando directo al productor, te va a llegar a tu domicilio y eso es un gran cambio y esos son los patrones de consumo”, dijo la analista. 

Se está viviendo un proceso de regionalización, opina la economista, lo cual será de gran beneficio para el medio ambiente debido a que se gastará menos combustible, el control de movimiento de personas se reducirá y brindará un respiro al planeta. 

 

Los comentarios están cerrados.

Lo último: