12 May 2016

Programemos al bebé

Por Nohemí Vilchis y Celeste Ibarra

Lucía será madre primeriza en menos de un mes, su deseo es tener un parto pero en su revisión de la semana 36 el ultrasonido indicó que su útero no tenía suficiente líquido amniótico, por lo que una cesárea sería la mejor alternativa para salvar la vida de su bebé.

Este nacimiento formará parte del más de 80 por ciento de cesáreas que se practican en Monterrey, posicionando a la ciudad en el primer lugar nacional por esta práctica, aún y cuando la recomendación es no sobrepasar el 15 por ciento muchas futuras madres deben tener a sus bebés por vía abdominal en lugar de parto por razones multifactoriales como la influencia de la tecnología, el uso del Seguro de Gastos Médicos, la agenda laboral del doctor y de la madre, entre otros.

La practicidad de no tener que esperar a que se presenten las contracciones o que se rompa la fuente, mantener monitoreados los movimientos del bebé antes y durante el alumbramiento, así como asegurar la disponibilidad del doctor de confianza de la paciente, son algunos de los factores de convencimiento para elegir cesárea, señaló Antonio Gerardo Caballero Martínez, ginecólogo y director del Hospital San Gerardo en Monterrey.

La posible manifestación de una hemorragia, que la herida se infecte, el lesionamiento de un intestino, la vejiga o el propio bebé, además de las problemáticas con los anestésicos son algunos de los probables riesgos que se pueden presentar que en conjunto colocan a la cesárea como un 40 o 60 por ciento más riesgosa que el parto, según señala Rogelio Vilchis Cañamar, gineco-obstetra del Doctors Hospital egresado de la Universidad de Monterrey como Médico Cirujano Partero (MCP).

 

TECNOLOGÍA

Hace 70 años, las defunciones de los bebés en el nacimiento llegaban al 53 por ciento y las defunciones de las mujeres en labor de parto al 54 por ciento, mientras que en la actualidad estas cifras se han disminuido hasta marcar un cuatro por ciento en ambas situaciones según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) proporcionados en 2007, este avance ha sido posible a causa de la tecnología, la cual juega un papel importante que si bien, pueden beneficiar a la madre y al producto, también ha sido abusada en su uso para evitar las molestias fisiológicas que implica un alumbramiento.

México fue acreedor del primer lugar a nivel internacional por cesáreas en 2013, dato coherente según el doctor Vilchis Cañamar, quien asistió solamente seis partos el año pasado y dos en lo que va del actual contrastando con las más de ocho cesáreas que practica por semana.

Con las nuevas tecnologías se pueden determinar algunos causales del sufrimiento fetal al diagnosticar tempranamente complicaciones cuando todavía no son visibles, estas permiten revisar el flujo placentario, el cordón umbilical, la oxigenación del cerebro, el tamaño y peso del bebé, entre otros elementos influyentes en la elección de una cesárea, agregó Caballero Martínez.

Si Lucía decide tener a su primer bebé por vía abdominal deberá esperar por lo menos tres años si desea un segundo hijo por parto ya que, como dice María Antonieta Gutiérrez Falcón, profesora del Departamento de Ciencias Sociales de la Universidad de Monterrey, si no se deja pasar el tiempo necesario “puede haber riesgo, porque a veces no cicatriza lo suficiente por dentro”, además de la recomendación de no someterse a más de tres cesáreas por los posibles riesgos hemorrágicos, advirtió Vilchis Cañamar.

 

SEGURO DE GASTOS MÉDICOS

Por evitar una cicatriz en su cuerpo, Lucía deseaba tener a su primer bebé por parto, luego su esposo intervino y le pidió que fuera cesárea ya que, de lo contrario, no podrían cobrar el seguro.

Se recurre más al alumbramiento por vía abdominal que al vaginal principalmente por el uso del Seguro de Gastos Médicos, esto debido a que las aseguradoras se crearon para cubrir enfermedades y accidentes, la maternidad no entraba en ninguna de las anteriores por ser un proceso fisiológico, pero el mercado comenzó a exigir el apoyo económico de este servicio y se implementaron nuevas normas para que la cesárea fuera tomada en cuenta como un riesgo quirúrgico, indicó Mayela Montoya Vázquez, gerente del sector asegurador en el área de vida de Banorte.

Al obtener el título del país con mayor índice de cesáreas sobre partos surgió una alerta en el nivel asegurador por lo cual fue necesario implementar normas para controlar esta práctica al limitar las sumas aseguradas y eliminar el deducible, Montoya Vázquez recalcó que si el embarazo es planeado la cliente puede incrementar esta suma, de 40 a 50 mil pesos, siempre y cuando se tenga por lo menos un año de antigüedad en el servicio.

 

EL ROL DE LA MUJER

“Un parto será muy doloroso”, “que nazca el mismo día que la abuela”, “no puedes faltar al trabajo ahora que te van a ascender”, “el doctor se va a ir de vacaciones”, “es más seguro para el bebé”, “es más rápido”, “no sentirás nada”, entre otros, fueron algunos de los comentarios que recibió Lucía para convencerla de someterse a una cesárea a sus 30 años.

Es importante tomar en cuenta que el rol de la mujer ha cambiado, ahora las mujeres se casan más tarde a comparación de hace medio siglo, el periodo para embarazarse es menor y por ende incrementan las complicaciones en la maternidad, así mismo la crianza de los hijos es más costosa y demandan el trabajo de ambos padres para mantenerlos, afirmó Gutiérrez Falcón.

Lucía estaba en vísperas de un ascenso en su trabajo como editora de una revista durante su embarazo, sus vacaciones iniciaban dos semanas antes de la fecha programada para el nacimiento de su bebé, por esto su doctor le recomendó agendar una cesárea ya que él saldría de la ciudad pronto.

Ya sea por razones económicas, sociales, por seguridad o practicidad, Lucía decidió formar parte de las 8 de cada 10 mujeres en Monterrey que dan a luz por cesárea y aunque la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es no exceder el 15 por ciento, los motivos multifactoriales han logrado posicionar a la ciudad en el primer lugar a nivel nacional en alumbramientos por vía abdominal.

Etiquetas:

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: