08 Mar 2012

Presenta Jimmy Lee King Proyectos Sustentables

Por Paloma García / Agencia Informativa UDEM

Río La Silla consiste en mejorar la zonificación y planeación del río que pasa por San Pedro, Monterrey, Guadalupe y que toca Juárez, para evitar problemas como la inundación causada por el huracán "Alex".

Tecno Parque Hortícola Sandia, Islas Urbanas de calor, Mi río: Río La Silla y Tierra para los Tarahumaras fueron los cuatro proyectos que Jimmy Lee King presentó y explicó en la conferencia Módulo de Familia el 7 de marzo, en el Centro de Innovación y Desarrollo (CID) de la Universidad de Monterrey.

Con sus casi 20 años trabajando en la UDEM, el director del centro URBANA compartió su experiencia en los proyectos que ayudan al medio ambiente en Nuevo León y exhortó a seguir buscando caminos y formas de hacer un cambio en la cuidad.

Tecno parque Hortícola Sandia, con aproximadamente cinco años de antigüedad, está ubicado en el sur de Nuevo León y consiste en proporcionar empleo a los agricultores de la región y mejorar las condiciones de vida sus habitantes.

Este parque agroindustrial tiene invernaderos que ayudan a la producción agrícola y de experimentación, una empacadora, oficinas administrativas, cafetería y sección de vivienda.

Dijo que Islas urbanas de calor, estudio que pretende encontrar los lugares donde se produce más calor en Monterrey y mejorarlos, es un proyecto que no terminó por falta de apoyo económico del gobierno.

«Tiene efectos negativos ya que hay deterioro en la calidad de vida y en la salud de los habitantes; debido al calor se hace un impacto negativo en el medio ambiente».

Tenemos la gente y la tecnología para realizar este tipo de proyectos; no siempre los proyectos son lucrativos, pero éste no es sobre la ganancia económica, es de cómo mejorar la situación de todos», expresó.

Río La Silla consiste en mejorar la zonificación y planeación del río que pasa por San Pedro, Monterrey, Guadalupe y que toca Juárez, para evitar problemas como la inundación causada por el huracán «Alex».

Las personas más afectadas son las que viven en la orilla del río, el diseño contempla el uso de vegetación nativa para controlar la erosión y así adaptar el espacio como una zona recreativa cuando el agua no está presente.

«Nuestra propuesta es usar aviones que entren al canal para evitar la erosión de agua, creando parques donde la gente pueda caminar, conservar zonas de observación y atención natural», afirmó.

Tierra para los Tarahumaras pretende realizar un estudio ambiental y clarificar la problemática de esta región con más precisión y programas, proyectos de acción para apoyar, mejorar el desarrollo productivo y su calidad de vida, informó King.

«No es realístico pensar que se pueden solucionar los problemas en dos años, pero pueden hacer un plan que incluya a los Tarahumaras, incorporarlos en procesos de planeación participativa donde ellos tengan voz y pensar en su futuro para hacerse dueños del proceso», puntualizó.

Fecha de publicación: 8 de marzo de 2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: