12 Mar 2012

Ponen manos a la obra

Por Valeria Acosta / Agencia Informativa UDEM

El grupo, a cargo de la Hermana Marichuy de Pastoral Juvenil de la Universidad de Monterrey (UDEM), se dedica cada día a realizar diversas actividades para niños de entre 6 y 14 años con problemas de orfandad, escasos recursos y parálisis cerebral.

¿Te gustaría vivir la experiencia de convivir, jugar y evangelizar a niños? Ahora es posible con Manos a la obra que de lunes a jueves trabaja en distintos puntos de la ciudad.

El grupo, a cargo de la Hermana Marichuy de Pastoral Juvenil de la Universidad de Monterrey (UDEM), se dedica cada día a realizar diversas actividades para niños de entre seis y 14 años con problemas de orfandad, escasos recursos y parálisis cerebral.

Los lunes y jueves visitan la Casa de la Misericordia que atiende a niños con parálisis cerebral y en situación de orfandad, ahí los alumnos interactúan con los menores a través de actividades donde ejercitan su cuerpo y motricidad.

El martes visitan el Hogar Santa María, que acoge a niños de padres que trabajan, divorciados y madres solteras, donde los alumnos realizan juegos interactivos, les hablan sobre temas religiosos y ofrecen talleres de lectura.

Los miércoles asisten al programa Mejores menores impartido en una escuela pública, el cual concentra a niños de entre 10 y 14 años que no recibieron la educación primaria; ahí se les capacita a través de un curso intensivo para que acrediten dicho nivel e ingresen a la secundaria.

«Nosotros participamos como asesores de los alumnos para que puedan entrar a la secundaria, enfatizó la estudiante de Licenciado en Recursos Humanos (LRH)», Itzel González.

Si quieres formar parte del voluntariado, solicita información de lunes a jueves a las 15:30 horas en el área de la campana.

Fecha de publicación: 12 de Marzo de 2012

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: