02 Oct 2020

Necesitas saber sobre este proyecto de biomedicina

¿Cómo te sentirías si fueras capaz de darle a una persona algo que quiere demasiado o lo considera necesario, pero no puede tenerlo? Y si lo primero que se te vino a la mente es un carro o un celular de último modelo, sentimos decirte que estás equivocado, hablamos de algo muchísimo mejor, y Mariana Elizalde Cano, Carmen Ivonne Arreola Castillo, José Iván Arizpe Mora, Victoria Ríos Vázquez y Saúl Omar Hernández Gallegos son los que hacen esto posible.

Estos cuatro chavos de la carrera de Ingeniero Biomédico de la Universidad de Monterrey (UDEM), y un ExaTEC, decidieron usar sus conocimientos para darle a la gente algo que unos habían perdido y otros no habían tenido. Por eso el año pasado empezaron el proyecto de Hand by Hands, para brindar extremidades prostéticas a las personas que no tienen los recursos suficientes para adquirir una.

Equipo de Hand by Hands. (Fuente Hand by Hands)

La evolución

Mariana Elizalde, fundadora del proyecto, nos explicó que al principio solo daban las prótesis, pero se dieron cuenta que no era suficiente. Algunas veces una persona recibía una prótesis, la usaba un tiempo… y luego la dejaba ¿Por qué? No tenía un terapeuta o psicólogo que la acompañara y preparara para el choque emocional de pasar de tener una mano o un brazo, a una prótesis.

Moraleja: sin duda es necesario cuidar tanto el cuerpo como la mente.

Prótesis hechas por el equipo. (Fuente Hand by Hands).

El detrás de la evolución

Empezaron a ser capaces de brindar esta ayuda gracias a que el equipo de Hand by Hands formó una alianza con el DIF Santa Catarina, que además de ser un medio por el cual la gente los encuentra, también los apoya para que los beneficiarios y sus familias reciban la atención psicológica que es esencial durante el proceso.

Mariana Elizalde y un beneficiario. (Fuente Hand by Hands).

Es de echarle ganitas

Mariana nos contó sobre una niña que nació con una malformación en una mano, por lo que aprendió a realizar todo lo que necesitaba de esta manera. Hand by Hands le ofreció una prótesis, y ella la aceptó, pero solo fue el inicio del trayecto, ya que tenía que aprender a hacer todo de nuevo pero ahora con la extremidad prostética. Así que todas las noches iba a la cocina, agarraba una jarra de agua y un vaso, e intentaba servirse sin derramar ni una gota, al principio batallando, pero luego mejorando.

Personas recibiendo y usando su prótesis de Hand by Hands

Tú también puedes ayudar

Siempre podemos hacer algo para ayudar, ya sea donando, hacerle saber sobre el proyecto a alguien que necesite una prótesis, o simplemente difundir en redes. Contáctate con ellos y descubre cómo puedes ayudar.

Información extra del proyecto

Y si te interesa saber sobre otros estudiantes que hayan llevado a su carrera más allá de la teoría, da click aquí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *