12 Oct 2012

Llega en auto individual 90% del alumnado

Por Jorge de León y Juan Aguilar / Agencia Informativa UDEM

Las filas de automóviles que se forman en la entrada del Ranchito de Biblioteca, se originan por los alumnos que prefieren pagar 10 pesos y esperar hasta 15 hasta 30 minutos por un cajón, antes que caminar cinco minutos desde la preparatoria de la Unidad San Pedro (USP) al CCU.

Diariamente alrededor de cuatro mil 500 estudiantes llegan a la UDEM de forma individual en sus vehículos, lo que contribuye al aumento del tráfico en el semestre Otoño 12.

De cinco mil ingresos de autos a los estacionamientos que administra la concesionaria Central Parking, el 90 por ciento corresponde a alumnos que conducen solos, el cinco a los colaboradores y solo el cinco por ciento restante hace uso de la modalidad del carro compartido.

Andrés Lazcano gerente de la concesionaria dijo que entre 120 y 180 automóviles aprovechan la modalidad del estacionamiento Tres o más el cual cuenta con 85 cajones y con una disponibilidad de entre el 60 u 80 por ciento de su capacidad, excepto de las 10:00 a las 12:00 horas.

Las filas de automóviles que se forman en la entrada del Ranchito de Biblioteca, se originan por los alumnos que prefieren pagar 10 pesos y esperar hasta 15 hasta 30 minutos por un cajón, antes que caminar cinco minutos desde la preparatoria de la Unidad San Pedro (USP) al CCU.

Este Ranchito tiene su entrada por Valle Poniente y cuenta con 175 cajones libres y gratuitos, mientras que en la Unidad Deportiva hay 224 y en la USP 430, en todos ellos pueden ingresar, aproximadamente, 30 vehículos de manera gratuita siempre y cuando viajen tres o más pasajeros y haya disponibilidad.

«En la prepa hay un ranchito con una capacidad de 170 cajones y son gratis, es el que casi nadie utiliza, incluso cuando hay filas en los estacionamientos principales nosotros hacemos la labor de avisarles donde hay lugares y en ocasiones no nos hacen caso y prefieren esperar de 10 a 15 minutos que caminar un poquito», manifestó Lazcano.

El Gerente de Central Parking agregó que darle una mayor difusión a compartir el automóvil ayudaría a la comodidad vial de la institución y sería más accesible la entrada, además de evitar largas filas de espera por un cajón de estacionamiento.

Ranchito Biblioteca, Anexo Valle Poniente y Biblioteca Central son los espacios de estacionamiento que más demanda presentan, los cuales no cuentan con la modalidad de carro compartido, puntualizó.

REQUIERE DE TOLERANCIA EL COMPARTIR EL AUTOMOVIL La comodidad, falta de capacidad de vivir pequeñas carencias, y el buscar sólo satisfacciones propias, son algunas de las características del perfil del joven que prefiere esperar hasta 30 minutos en fila y pagar cuota de estacionamiento, antes que transitar en un carro compartido, definió el catedrático de Educación Jesús Amaya Guerra.

Este perfil de jóvenes carecen de la capacidad de ser pacientes cuando todo se quiere inmediatamente, por ello aunque vaya al mismo sitio que un hermano o amigo, ellos lo hacen en forma individual para satisfacer su deseo de salir a la hora que lo deseen en lugar de compartir la misma unidad de transporte.

«Prefieren más estar esperando media hora en fila, pero traigo mi carro y yo me puedo ir o llegar a la hora que yo quiera, en lugar de depender de otra persona, y de no tener capacidad de vivir pequeñas carencias», opinó el también autor de Padres obedientes, niños tiranos.

El medio para arreglar esta problemática es inculcar como institución los valores y hacer conciencia sobre el menor impacto ambiental y económico que se tiene al usar tantos automóviles, propuso Amaya Guerra.

Esta generación cada vez más narcisista y egocéntrica, surge a raíz de la democratización de la relación humana, ahora los niños han tomado un papel más relevante en la sociedad porque las familias son de núcleos pequeños.

Agregó el autor del libro: Los Hábitos de la Autodisciplina Explicó que en el pasado las familias eran numerosas, por lo que los hijos desarrollaban un pensamiento compartido y aprendían a ceder, ahora los padres de familia, con pocos hijos, se centran en que estos niños no tengan ninguna dificultad, señaló el doctor en Brain Research.

«Como siempre han crecido esos muchachos en un ambiente en donde ellos son los únicos, pues no están acostumbrados a poder tener cierta flexibilidad en hacer ciertas actividades por el bien común».

link video: http://www.youtube.com/watch?v=ZH31a9f0Aa0&feature=youtu.be

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: