Las telas que te envuelven la vida

Cazatalentos
Cazatalentos
Cazatalentos

Astrid Ponce Lagos y Shady Mohamed Reinoso

“Estas artes tratan de tomar riesgos y que la gente pueda sentir y exclamar ante ellas.”

Rikki Tatsumi Matsumoto Barbosa, un joven de 20 años de Ciudad Victoria, Tamaulipas  y estudiante de octavo semestre de la carrera de cine en la UDEM, es un apasionado por las artes circenses y compartió con nosotras su historia.

“Estudio cine, no estoy tan lejos de las artes.”

En la prepa le pidieron hacer un ensayo sobre su familia. Y ahí supo que su bisabuelo había llegado a México en un circo.  Él tenía un apellido distinto y para poder venirse en el circo tuvo que cambiar el apellido, eligiò Matsumoto porque el circo se llamaba asi.
Las artes circenses es algo que lleva en la sangre.

A Rikki siempre le llamaron la atención las artes del circo, pero su mamá le decía que se podía hacer daño y se preocupaba mucho, pero Rikki insistió y logró la aprobación de su mamá para practicarlas y así fue como se envolvió en las artes a los 16 años, al entrar a un grupo de teatro en el que hacían artes circenses y lo primero que aprendió a hacer fue la acroyoga.

“En Tamaulipas, muchos de los cursos de artes son gratis. El arte es muy democrático.”

Ese grupo de teatro en el que comenzó, empezó a traer a maestros especializados, como una maestra que estuvo trabajando en el Cirque du Soleil, y desde ahí supo que no podía dejarlo.

En este curso, Rikki aprendió a  subir y bajar de la tela con facilidad desde la primera clase, por lo que la maestra se adelantó a enseñarle a hacer los famosos “nudos” que se hacen en la tela. Como siempre estuvo en los Scouts no se le complicó tampoco esta parte.

El curso se dividió en 2 partes: en principiantes y en avanzados . La maestra lo cambio al grupo de los avanzados y le pidió que le prometiera que no iba a tratar de hacer todo lo que los avanzados hacen . Al final, realizaron la presentación y le asignó un número para él solito.

Rikki nos comentó que para hacer telas se necesita mucha fuerza, sin embargo mucha gente puede hacerlo y ser bueno en ello,  pero cuando alguien ya destaca es cuando lo empieza a hacer ver sencillo y aprende a controlar la respiración y el cuerpo.

“Es padre saber que no tienes miedo porque lo sabes hacer. Me encanta sentir el riesgo y saber que está eminente.”

Después de las clases, Rikki iba con sus amigos a las plazas y se divertían colgando las telas en los árboles y hacían pequeñas presentaciones gratis y les enseñaban a los niños a subirse.

El verano siguente, Julian Meabe, uno de sus mejores amigos de Ciudad Victoria, dió un curso de un mes de 10 de la mañana hasta las 4 de la tarde y le gustó muchísimo. Nos confesó que fue el mes en el que más creció y más avanzó e hizo un performance al final del curso  con su mejor amigo.
Este performance fue muy especial para Rikki pues fue muy intenso, consistía en un “show” en donde los movimientos de ambos eran coordinados.

 “La tela es muy celosa, uno debe de tener mucho cuidado pues cualquier cosa puede salir mal y es importante siempre hacerlo con alguien.”

Al llega a Monterrey, Rikki  entró a una academia que se llama Freeman Dance Training para entrenar con las telas, pero notó que aquí no son tanto para circo si no para baile, entonces todo es más de pose y de estética visual. En circo es más de fuerza y de impacto , y eso es lo que extraña Rikki.

“Hacer telas es muy gratificante , te da como una personalidad única pues no mucha gente se atreve.”

Ademas de las telas Rikki se comprometiò con el  trapecio, el aro y el fuego, y el ultimo le gusta mucho, porque lo hace sentir vivo.

“Una vez que empiezas a hacer artes circenses te empiezas a envolver a todo lo que lleva.”

La persona que Rikki más admira de telas, y de los aéreos, es Joseph Pinzon, un canadiense que tiene trucos que impresionantes gracias a su técnica rápida y precisa.

 “Si algún día aspiro a continuar , me gustaría audicionar para el Cirque du Soleil, por más bahio que suene.”

 “Yo creo que lo más importante del arte, es que tiene que ser un arte democrática, todas las personas pueden acceder a hacer arte , este puede ser la solución para los problemas de la sociedad. Pues si la gente en lugar de pensar cosas como ser delincuente, piensa quiero ser artista, no va a tener ni tiempo, ni dinero, ni energía, para que pueda gastar su tiempo dinero y esfuerzo en hacer otra cosa.»

 

Si quieres oir a Rikki que nos comenta sobre lo que mas le impactò en su experiencia, escucha este audio:

 
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.agenciainformativaudem.com/las-telas-que-te-envuelven-la-vida">
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras notas de los Autores:

17 Sep 2019
03 Sep 2019
20 Ago 2019
30 Oct 2018
02 Oct 2018
04 Sep 2018
21 Ago 2018
21 Abr 2018
11 Abr 2018
21 Mar 2018
16 Feb 2018
31 Ene 2018
21 Nov 2017
18 Oct 2017
03 Oct 2017
12 Sep 2017
29 Ago 2017
04 May 2017
25 Abr 2017
24 Mar 2017
14 Mar 2017
27 Feb 2017
09 Feb 2017
21 Oct 2016
28 Sep 2016
09 Sep 2016
25 Ago 2016
12 May 2016
10 Nov 2015
10 Nov 2015
10 Nov 2015
10 Nov 2015
27 Oct 2015
20 Oct 2015
06 Oct 2015
25 Sep 2015
18 Sep 2015
08 Sep 2015
04 Sep 2015
17 Abr 2015
17 Abr 2015
21 Mar 2015
11 Mar 2015
11 Mar 2015
13 Feb 2015
02 Feb 2015