26 septiembre 2013

La Red Tortuga

Gloria Dávila
¡Qué lento está!, ¡me estresa!, ¡necesito buscar algo y no puedo!, espera un rato e intenta de nuevo. Esas son las diferentes quejas y contestaciones que se han escuchado a lo largo del semestre sobre el wi-fi de la UDEM.
Resulta increíble que uno de los servicios más básicos para poder tener un rendimiento óptimo en la universidad se encuentre en unas condiciones tan defectuosas, y es que no solamente es una odisea navegar por internet en una laptop o celular propio, sino también lo es en computadoras que se encuentran asignadas para cada salón de clases.
Tal vez esto no sea una novedad, pero si es una situación que ha sido constante en lo que va del semestre, incluso mucho más que años pasados. Es por eso que es necesario tomar medidas para solucionar estos problemas internos que no solamente resultan estresantes para los estudiantes sino que también atrasan y perjudican el rendimiento de la clase para los mismos profesores.
Hubo una ocasión en donde el internet fallaba de una manera extraordinaria faltando solamente una hora para poder terminar una presentación que debía ser presentada en la siguiente clase, no era que no había hecho mis tareas asignadas sino que algunas veces los estudiantes pasamos por la incómoda situación en la que debemos corregir o alterar cierta información momentos antes del curso por algún imprevisto.
Así fue como yo confiadamente abrí mi laptop con la intención de terminar los deberes pero, ¡oh sorpresa! todos los archivos que debía descargar tardaban años, comencé a buscar diversas alternativas como utilizar el celular para reenviarme lo necesario pero mi esfuerzo resultó en vano, el wi-fi como siempre y la señal deficiente como la mayoría de las veces. Gracias a Dios pude concluir el trabajo con éxito, pero tuve que esperar 10 minutos por archivo para que esto sucediera, con paciencia.
En fin, lo que me ocurrió a mí es sólo uno de los miles de casos que pasan diariamente en la UDEM, y qué decir de los profesores que preparan sus clases de una manera más interactiva pero que no la pueden llevar a cabo por las fallas técnicas que tenemos.
Lo que quiero dar a entender con este artículo es que ni los estudiantes ni los maestros deben de pasar por una situación como ésta, se supone que se invierte en una educación de calidad y por lo tanto debe haber servicios de calidad. Solucionar este conflicto debe ser una prioridad ya que esto no sólo hace todo mucho más complicado e inaccesible, sino que también estropea la productividad de todos los que formamos parte de la UDEM.
Contacta al articulista: gloria_1091@hotmail.com
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

OPINIONES

13 febrero 2020

Por: Shady Mohamed

15 noviembre 2019

Por: Marcos Fernández

1 noviembre 2019

Por: Daniela Cavada

7 octubre 2019

Por: Daphne Rodríguez

24 septiembre 2019

Por: Luis Fernando Rodríguez Rodríguez

23 abril 2019

Por: Mariana Peña

12 marzo 2019

Por: Miguel Yarte Carranza

18 febrero 2019

Por: María Montserrat Clark Garza

13 noviembre 2018

Por: Victoria Soria Morales