15 Abr 2011

Invita a conocer nuevas aventuras y amigos: El Principito

Por Laura Carolina Herrera y Jonathan Ramos / Agencia Informativa UDEM

En el primer segmento de la sesión, Mejía aprovechó para contar cómo fue su primera aproximación a este texto, donde al carecer de una infancia común y corriente, encontró en el protagonista de la novela al mejor amigo que un niño de nueve años pudiera tener.

El ciclo de Café Literario organizado por Biblioteca Central concluyó el semestre con una sesión dirigida por el estudiante de la Licenciatura en Letras (LLE), Julio Mejía Valenzuela y su experiencia vivencial con El Principito, del autor francés, Antoine de Saint-Exupéry.

En el primer segmento de la sesión, Mejía aprovechó para contar cómo fue su primera aproximación a este texto, donde al carecer de una infancia común y corriente, encontró en el protagonista de la novela al mejor amigo que un niño de nueve años pudiera tener.

«Todo asunto referente a la metafísica y a la ética, las conocí por el Principito; también tuve mi primera concepción de la muerte y el amor», afirmó Mejía.

Después profundizó en algunos temas morales y problemáticas existenciales de la novela como la amistad, la caridad, comprensión, infancia, el silencio, la distancia y la muerte; en este segundo apartado analizó algunos fragmentos de la novela y resaltó la habilidad del autor para recrear la realidad en un lenguaje poético y moral.

Concluyó con una frase del libro para invitar a su audiencia a que no sólo se conforme con leer El Principito, su libro predilecto; sino a que se aventuren en la búsqueda de un libro que los inicie en la Literatura y así, poder adquirir experiencias propias.

«Me pregunto si las estrellas se iluminan con el fin de que algún día, cada uno pueda encontrar la suya», citó Mejía.

Fecha de publicación: 15 de abril de 2011

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: