23 Sep 2011

Fomenta la práctica de integridad en lo profesional y cotidiano

Por Jenniffer Córdova / Agencia Informativa UDEM

Los alumnos que se forman en un programa integral tienen la facilidad de desarrollar el pensamiento crítico para responder a situaciones específicas, tomar decisiones éticas y establecer un compromiso responsable con la universidad y su entorno, señaló la presidenta del Center For Academic Integrity (CAI), Teresa Fichman.

CLos estudiantes bajo un esquema íntegro deben estar conscientes que si cometen actos deshonestos, no sólo se afectan así mismos, sino también a la imagen y reputación de la institución educativa, señaló la presidenta del Center For Academic Integrity (CAI), Teresa Fichman, el 20 de septiembre en el Teatro del CCU.

Durante La integridad en lo cotidiano: Formando el presente para transformar el futuro, Fichman enfatizó que los alumnos hacen trampa y recurren al engaño para obtener el diploma con mayor facilidad, por presión social a fin de conseguir algo o porque la mayoría, según los estudiantes, lo hacen.

«No sólo te lastimas tú (alumno), pones en riesgo a la institución, haces trampa a tus patrones futuros (al egresar) y es un engaño porque el título no fue conseguido con integridad», dijo.

Los alumnos que se forman en un programa integral tienen la facilidad de desarrollar el pensamiento crítico para responder a situaciones específicas, tomar decisiones éticas y establecer un compromiso responsable con la universidad y su entorno.

Agregó que el éxito del sistema íntegro en la institución reposa en la paciencia que se tiene durante el crecimiento y desafío de cada etapa. «La integridad no sólo debe ser enseñada, debe ser practicada», puntualizó.

Fecha de publicación: 23 de septiembre de 2011

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: