20 Abr 2012

Expone resultados de estudios sobre la felicidad: Richard Layard

Por Jimena Garza / Agencia Informativa UDEM

Mediante una paradoja explicó que hasta cierto punto las personas ricas de un país son más felices que las pobres, pero a la vez mientras un país se hace más rico, el porcentaje de felicidad no incrementa.

El ingreso, la salud mental y los valores fueron las tres áreas que Richard Layard, director del programa de Bienestar del Centro para Desempeño económico de London School of Economics, definió como determinantes para ser feliz.

En Felicidad: Lecciones de una nueva ciencia, conferencia magistral celebrada el 13 de abril en la Sala de Eventos del CCU, Layard informó además que científicos han descubierto que existen áreas en el cerebro en las que la activad eléctrica está relacionada con la felicidad y con la sonrisa de las personas.

«Cuando las metas que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) propusieron para el 2015 se cumplan, las reemplazaremos por metas sostenibles para el desarrollo, que incluyan la felicidad como objetivo para cada país para transformar la perspectiva de los seres humanos», afirmó el economista británico, quien recientemente realizó el primer reporte mundial de la felicidad, ante la ONU.

Mediante una paradoja explicó que hasta cierto punto las personas ricas de un país son más felices que las pobres, pero a la vez mientras un país se hace más rico, el porcentaje de felicidad no incrementa.

«El primer hecho se justifica por la comparación entre las personas, es por eso que las ricas se sienten bien, comparado con las personas promedio; el segundo suceso significa que la sociedad en general está incrementando sus ingresos, entonces el estándar en el que se comparan se reconcilia», agregó Layard en la conferencia impartida a las 12:00 horas.

Indicó que la mitad de las enfermedades de la población activa son causadas por la salud mental.

«En un estudio Sueco relacionado con el nivel educativo se demostró que las capacidades para una persona de 18 años en aprobar un examen se relacionan con la felicidad», afirmó.

Informó que el tratamiento del psicoanálisis orientado en mejorar los pensamientos para así contribuir en la influencia de los sentimientos recupera de los trastornos de la ansiedad y obsesivo compulsivo.

«En la Universidad de Pensilvania existen estudios de psicología positiva en los cuales la motivación emocional muestra que la felicidad incrementa la productividad y el desempeño en el trabajo.

«En cuanto a los valores, debemos de enfocar la mente en las bendiciones, aceptando las cosas malas de manera superficial y ayudando de manera alturista para lograr una sociedad feliz», puntualizó.

 
Follow by Email
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: