Éxodo en busca de destino

AgenciaInformativaUDEM
AgenciaInformativaUDEM
AgenciaInformativaUDEM

 

“La cultura xenófoba y racista, el crimen organizado, el desamparo del gobierno, la no aplicación de la ley, las violaciones de los derechos humanos: eso es el muro”, asegura el sacerdote Luis Eduardo Villarreal, fundador de Casanicolás, un centro donde se brinda apoyo a migrantes nacionales y extranjeros que transitan por Nuevo León.

 

De acuerdo con un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), cada año cruzan por México 500 mil personas, la mayoría proveniente del área conocida como el Triángulo Norte de Centroamérica, compuesta por El Salvador, Honduras  y Guatemala.

 

La adversidad del recorrido no se reduce a la distancia. Los migrantes saben que tendrán que sortear a grupos criminales –que cuentan con la complicidad de las autoridades– para no ser secuestrados, abusados sexualmente o asesinados. Quizá por eso ahora optan por viajar en grupo: la visibilización funge como una estrategia de defensa.

 

En las últimas semanas, una caravana que emprendió su recorrido para llegar a Estados Unidos ha cobrado una relevancia sin precedentes en la agenda informativa. Sin embargo, se aprecia que gran parte de la cobertura es proporcional a los ataques de Donald Trump en vísperas de las elecciones intermedias.

 

EN BUSCA DE OPORTUNIDADES

Las condiciones de pobreza y hostilidad de grupos criminales fomentan la búsqueda de mejores condiciones de vida. El 40 por ciento de los migrantes aseguran que la razón principal por la que decidieron dejar su país es haber sido víctimas de ataques, amenazas, extorsión o reclutamiento forzado por parte de pandillas.

 

“Ante la falta de seguridad, empleo, de una vida digna, se da la migración forzada. A la hora de hablar de migración forzada, no estamos hablando de una decisión reflexionada o valorada para decidir cambiar de residencia. Esto es una huida, una salida en emergencia, dolorosa, incierta, por una situación insostenible en los países de origen”, asevera Villarreal.

 

La doctora Beatriz Inzunza Acevedo, quien se encuentra trabajando en la investigación: Última parada: imaginarios del destino final y trayectoria de los migrantes centroamericanos, afirma que en Centroamérica hay muchos problemas y poco se ha hecho para ayudar a resolverlos, por lo que los migrantes no se la piensan y salen sin ningún plan.

 

“De los 60 entrevistados que tuve, el 70 por ciento no tenían idea de a dónde iban a ir, sólo sabían que tenían que llegar a Estados Unidos y conforme fueran avanzando verían cuál era el siguiente paso”, agrega la académica de la Universidad de Monterrey (UDEM).

 

Por otro lado, Philippe Stoesslé, especialista en Relaciones Internacionales y Geopolítica, explica que la migración no es un fenómeno nuevo y que los diferentes cambios sociales y políticos tienen una injerencia directa en la forma en la que la migración va cambiando.

 

“En este momento, en los albergues de Monterrey estamos viendo que llegan más venezolanos y en los últimos años llegaron muchos haitianos; debido a la crisis en Nicaragua recibimos a muchos nicaragüenses, así es que los cambios geopolíticos son una causa importante”, explicó.

 

MÉXICO, EL INFIERNO

 

Un reporte de Médicos Sin Fronteras (MSF) indica que el 68.3 por ciento de los migrantes y refugiados sufren violencia durante su trayecto y de acuerdo con Amnistía Internacional (AI), el 70 por ciento de las mujeres son víctimas de algún tipo de abuso sexual. Por eso dentro de las recomendaciones antes de salir de su país se encuentra el uso de la Inyección anti-México, un método anticonceptivo que las protege durante tres meses.

 

Los constantes abusos no han tenido respuesta por parte de las autoridades. MSF señala que para la crisis humanitaria que se está viviendo, no existen suficientes asilos en México y Estados Unidos para ayudar a los migrantes.

 

La organización internacional resalta que en 2016 sólo cuatro mil migrantes del Triángulo Norte de Centroamérica recibieron asilo, mientras que el gobierno mexicano deportó a 141 mil 990 personas.

 

Dentro de esta crisis, Inzunza destaca el rol de organizaciones ciudadanas que brindan ayuda a los migrantes, como Las Patronas, grupo que apoya con comida y asistencia.

 

La explotación mediática del tema puede dar la impresión de que Donald Trump inició el trato hostil contra los refugiados, pero Stoesslé recuerda que Barack Obama fue el presidente norteamericano que más deportaciones realizó.

 

“Desde 2014, con el plan Frontera Sur, México ha hecho el trabajo sucio de Estados Unidos”, afirma el académico. En ese año, el presidente Enrique Peña Nieto dio a conocer el proyecto que tenía como finalidad proteger al migrante y ordenar el paso fronterizo.

 

“Nunca se tuvo la intención de alcanzar esos objetivos, lo que sí se hizo fue limitar, controlar, detener y retornar a las personas maltratando a diario sus derechos fundamentales”, critica Stoesslé

 

NUEVO GOBIERNO, ¿NUEVA ESTRATEGIA?

Ante la llegada del nuevo gobierno de Andrés Manuel López Obrador, surge la incógnita de cuál será la estrategia y el posicionamiento de México. En campaña, el presidente electo anunció que una de sus estrategias sería voltear a ver la región de Centroamérica y apoyarla económicamente para fomentar su desarrollo.

 

Sobre esta idea Inzunza considera que sería beneficioso crear redes de trabajo en conjunto para combatir el crimen organizado debido a la similitud de las organizaciones delictivas de los distintos países y agrega: “es una buena intención voltear la mirada a otras regiones y potencializar esa área de oportunidad, ya que en la medida que México se vuelva más influyente, habrán más oportunidades económicas, políticas y sociales”.

 

Villarreal espera que con el nuevo gobierno la postura de México sea más firme y se conserve una distancia con las políticas antimigratorias; y pide hacer un ejercicio de memoria para recordar que históricamente el país ha brindado refugio a migrantes de todo el mundo.

 

LA ESTIGMATIZACIÓN

 

Por muchos años, los migrantes mexicanos han padecido la xenofobia y racismo de diversos sectores de la sociedad estadounidense. Durante su campaña electoral, Trump propuso la construcción de un muro en la frontera con México e hizo de los migrantes un blanco de ataque. Como era de esperarse, la mayoría de los mexicanos repudiaron los ataques pero lamentablemente, esa misma mayoría no se inmuta cuando en México se trata de peor manera a los centroamericanos.

 

Cuando el maestro Philippe Stoesslé llegó a México proveniente de Francia, no podía entender que se negara la existencia del racismo con el argumento: “aquí todos somos mestizos”, mientras él mismo constataba el racismo, clasismo, elitismo que existe dentro de la sociedad y la xenofobia con la que se trata a los migrantes.

 

“Se me hacía increíble ver la doble categorización: extranjeros cinco estrellas gourmet y los otros, sobre los que se sienten superiores. Me parece muy incongruente teniendo la mayor población migrante en un sólo país como la tiene México en Estados Unidos, reclamando derechos, mientras aquí no son capaces de aplicarlos. Se está cayendo en las mismas trampas”.

 

El fundador de Casanicolás señala que la xenofobia es alentada por los medios de comunicación al utilizar palabras como: “invasión”, que hace alusión a la mala intención con la que vienen los migrantes, e “ilegal”, la cual no tiene ningún fundamento de acuerdo con el segundo artículo de la Ley Nacional de Migración.

 

Sobre la caravana que está recorriendo el país, Inzunza destaca que la cobertura mediática se ha enfocado en temas políticos, en vez de informar sobre las condiciones y complicaciones que tienen en su trayecto. Y considera necesario saber cuál es el origen de la caravana, cómo se organizaron.

 

“Es cierto que es una forma de protegerse, pero al ser anunciada, lo más probable es que Trump los esté esperando con armas de fuego y no me parece la estrategia más sensata. Me preocupa que si es legítima, pues entonces le está beneficiando a la agenda de Trump y para ellos es contraproducente. Y en caso de que no sea legítima, tendríamos que preguntar de dónde viene esto y con qué finalidad se hace, porque se está fomentando una cultura antimigración y es preocupante el nivel que pueda alcanzar”.

 

LA ACADEMIA, UN ROL IMPORTANTE

Una de las promesas de campaña de Andrés Manuel López Obrador fue impulsar la investigación académica enfocada en las necesidades del país. A Inzunza le parece una gran noticia que el ámbito académico se empiece a enfocar en este tipo de temas, ya que es información que se le tiene brindar a la sociedad.

 

“El Sistema Nacional de Investigadores da una cuota mensual por hacer investigación, es dinero público y no se está regresando a la población. Entonces, si yo voy a investigar esto, pues tengo que regresarlo de alguna manera a la sociedad”.

 

De Stoesslé agrega que la academia puede tener un rol importante haciendo recomendaciones y generando el conocimiento necesario para que los políticos tomen mejores decisiones.

 

“La academia genera conocimiento real, preciso y absolutamente necesario, es el insumo básico de una política pública eficaz”.

 

Enlace corto http://q.gs/EYe5y
 
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.agenciainformativaudem.com/exodo-en-busca-de-destino">
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otras notas de los Autores:


Fatal error: Allowed memory size of 67108864 bytes exhausted (tried to allocate 1355776 bytes) in /home/agenciainformati/public_html/wp-content/themes/agencia-informativa/single-default.php on line 159