27 Nov 2011

Esperanza y sueño antes que el dinero Tadao Ando

Mariel Serrano y Sofía Johnson

El sueño y esperanza deben ser factores de gran relevancia a la hora de ejecutar una obra arquitectónica, antes de pensar en el concepto económico, señaló el arquitecto japonés Tadao Ando, previo a recibir un reconocimiento del Colegio de Arquitectos de Nuevo León el 20 de octubre en el Planetario Alfa.

Refiriéndose a su obra La Puerta de la Creación, que se construye en la Universidad de Monterrey como el Centro Roberto Garza Sada (CRGS), el ganador del Premio Pritzker enfatizó que con esta obra engrandese los conceptos de arte y belleza, mismos que relacionó con una nueva forma de construir, ya que por primera vez, experimentó una idea innovadora bajo formas complejas.

«Realmente me pareció impactante cuando supe sobre ese espíritu de querer construir algo que fuera digno de una universidad, en una forma de puerta, para recibir a las personas, cuando en todo el mundo están pensando en la eficiencia económica para construir cualquier cosa» expresó.

Ando en un recorrido por el CRGS dijo sentirse satisfecho con los avances que percibió, ya que es una construcción única en el mundo al contener detalles técnicos y artísticos, que la posicionan como una obra sin precedente en América Latina.

«La obra tiene un grandísimo nivel técnico, han hecho muy buen trabajo, aquí está la fuerza de los mexicanos, y posiblemente esta construcción atraiga a mucha gente de otros países para conocerla», enfatizó.

Las personas que crucen por esa puerta deben tener sueños y metas que los impulsen a seguir adelante, para que cuando salgan logren vencer al Cerro de la Silla que parece imponente, agregó.

Reconstruye Japón bajo labor social

Tras el tsunami que afectó a Japón, y devastó ciudades enteras, el arquitecto japonés se integró a la Comisión Nacional de Reconstrucción del Este de Japón, donde creó un fondo de becas educativas destinado a los menores que perdieron a sus padres en el desastre natural.

Actualmente se han unido 16 mil contribuyentes, los cuales deben aportar durante 10 años cien dólares anualmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: