01 Oct 2019

De la escuela a la pasarela

Astrid Ponce Lagos y Shady Mohamed Reinoso

Bella por fuera y por dentro, posa y modela con seguridad, elegancia y amor propio, muestra una media sonrisa, mira con ojos coquetos y transforma su cuerpo, caminar y personalidad en una estrella talentosa.

Amable, simpática y siempre con una sonrisa para saludarte y darte un abrazo cuando más lo necesitas, Regina Fragoso, estudiante de séptimo semestre de las carreras de Educación y Psicopedagogía, ha impulsado su carrera de modelaje al brindar belleza, elegancia y amor propio.

Regina Fragoso en la edición especial de la revista Verbum de la Universidad de Monterrey.

Comenzó a modelar a los 15 años, cuando en su tierra natal, Durango, publicaron una convocatoria para salir en una revista, donde se escogían a las mujeres más hermosas de las preparatorias mediante los votos de los alumnos. 

Ella nos cuenta que finalizada las votaciones, los organizadores llaman a los padres de las finalistas pidiéndoles permiso para que salieran en la portada, llegado el día, las participantes seleccionan un papelito con diferentes meses y el mes que saliera era la portada donde aparecen… Fue aquí donde empezó algo que ella nos definiría como libertad.

Primera revista donde Regina participó durante sus estudios de preparatoria.

Después de aparecer en la portada, a Regina se le presentaron diversas oportunidades que le permitió desenvolverse y abrir su abanico de experiencia como modelo, apareció en la portada de una edición de novias, y a partir de eso la invitaron a pasarelas, aunque comenta que prefiere los photoshoots

Escaparates (Edición novias 2016)

¿Quieres posar con elegancia, belleza y gracia? Regina Fragoso tiene unos consejos maravillosos que pueden ayudarte a empezar en esta pasarela llamada vida, ingresa aquí.

Para mi modelar representa el amor propio, porque cuando tenía trece años, me operaron de escoliosis, esto es cuando en lugar de tener tu columna recta, tienes como una curva, después de la operación tengo un lado más curvito. Siempre tuve ese complejo, pero cuando soy modelo, me ayuda a sentirme libre, a desenvolverme, me siento diferente y eso me hace percatarme que a pesar de tener eso, no pasa nada, porque sigo siendo yo, y me hace seguir haciendo las cosas bien, dándome confianza y amor propio, nos confesó con una gran sonrisa, viendo siempre el lado positivo a todo en su vida.

Modelando el proyecto «La Betise» de Janna García, Estefanía Acuña y Berenice Castillo

Además de fuerte, amable, dulce y elegante, ¡también tiene 97 de promedio! ¿¡Cómo le hace para tener tan excelente promedio!? No te pierdas esta cápsula informativa que traemos para ti.

Modelando el proyecto de “El mundo de Carrington” de Janna García

Se ha destacado por transmitir su actitud de servicio al involucrarse en grupos estudiantiles de alto desempeño dentro y fuera de la UDEM, en su segundo y tercer semestre fue parte del consejo de residencias, residente formadora, senadora estudiantil, participó en el Foro Internacional de Derechos Humanos en el Camino de Santiago y fue voluntaria en Asociación TALA quienes están enfocados en terapia del lenguaje.

Para mi los proyectos que he realizado en la UDEM, representan una buena oportunidad para mi, para seguir haciendo lo que me gusta… Eso me hace sentir especial, me hace sentir bien, porque además de ayudarme a mí, ayudo a otros a trabajar en sus proyectos.

Esto le da la oportunidad de lanzar, impulsa toda su fuerza en sus piernas y… ¿qué pasó?, ¿logró encestar el balón Carlo Villarreal? No te pierdas los que nos cuenta este gran talento del basquetbol, da click aquí.

¡Síguenos en nuestras redes sociales en Instagram y Twitter!

 
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.agenciainformativaudem.com/de-la-escuela-a-la-pasarela">
Twitter

Los comentarios están cerrados.