10 May 2013

Comparten especialistas de Portugal experiencia en Arquitectura Paisajista

Fernanda Montemayor

La sociedades sigue siendo vulnerables a las inundaciones repentinas, a pesar de la proliferación de tecnologías avanzadas las personas están expuestas a un mayor riesgo, ya que el rápido crecimiento de las ciudades están generando una arquitectura más urbanizada la cual agrava este problema en las grandes metrópolis del país.

Los ríos urbanos son un latente peligro para las mega ciudades, debido a las repentinas inundaciones que ponen en riesgo a la sociedad y causan un significativo costo económico, aprender a diseñar espacios, con una visión más enfocada a mantener las áreas naturales para evitar estos problemas, fue el objetivo del taller de trabajo Arquitectura del Paisaje: El Modelo Sustentable Europeo que se llevó a cabo en el Salón Polivalente del Centro Roberto Garza Sada (CRGS).

El taller fue impartido por los doctores en Arquitectura del Paisaje de la Universidad de Porto en Portugal, Isabel Martinho da Silva, Paulo Farinha y Cláudia Fernandes y por el candidato a doctor José Lameiras, con la ayuda de la organización URBANA/Proyectos Estratégicos de la División de Arquitectura, Arte y Diseño (DAAD) quienes compartieron su experiencia con los estudiantes.

Las inundaciones suben y baja rápidamente, con poca o ninguna advertencia anticipada como resultado de las lluvias intensas sobre un área relativamente pequeña, por lo que los desbordamiento de los ríos en la ciudad son el resultado de las fuertes precipitaciones que suponen un riesgo para las personas, además de que causan significativos daños materiales para los gobiernos estatales.

La sociedades sigue siendo vulnerables a las inundaciones repentinas, pese a la proliferación de tecnologías avanzadas, las personas están expuestas a un mayor riesgo, ya que el rápido crecimiento de las ciudades están generando una arquitectura más urbanizada la cual agrava este problema en las grandes metrópolis del país, señaló Martinho da Silva.

En el Workshop de Arquitectura en el Paisaje, la especialista dijo que las autoridades responden a las inundaciones activamente e inmediatamente, después de un desastre (altas prioridades) o pasivamente (bajas).

Los esfuerzos generalmente tienden a ser buenos y curativos, pero las estrategias de prevención y mitigación ganan terreno poco a poco, agregó la catedrática de la Universidad de Porto.

Existen numerosas medidas de reducción de riesgo en las inundaciones las cuales pueden dividirse en estructurales, que son las que engloban las construcciones que reducen o evitan el posible impacto, como por ejemplo diques o presas, y las no estructurales que incluyen acciones políticas, reglas de operación, así como mecanismos de participación pública de modo que se pueda reducir el riesgo.

La aplicación correcta de las medidas estructurales puede evitar rebosamientos hasta un punto límite, denominado evento de diseño, dado que estas medidas cuentan con un limitante estructural que un evento natural puede llegar a sobrepasarlas.

En estas medidas siempre existe un nivel de riesgo residual, aun cuando la infraestructura se comporte perfectamente, explicó.

Hoy en día, se han introducido técnicas de bioingeniería en las cuales los conocimientos en ingeniería civil se combinan con materiales vegetales que se utilizan como parte de la construcción, lo que genera estructuras más estables ante situaciones de desastres.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: