17 Abr 2015

Cómo un intercambio cambió mi vida

Javier González y Alejandra Vega

Le llamaba mucho la atención los temas de narcotráfico e inseguridad, por lo que comenzó una investigación sobre autodefensas. Se trata de un estudio comparado de las autodefensas unidas de Colombia y las autodefensas comunitarias de Michoacán.

«Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber»

Todo empezó cuando Jorge Tamayo se fue a estudiar un semestre a Bogotá, Colombia…

Le llamaban mucho la atención los temas de narcotráfico y seguridad, por lo que comenzó una investigación sobre autodefensas. Se trata de un estudio comparado de las autodefensas unidas de Colombia y las autodefensas comunitarias de Michoacán.

Una vez que terminó la investigación, aplicó para exponer este tema en un congreso organizado por la Universidad de Texas (UT) sobre Estudios Latinoamericanos. En febrero del 2015, tuvo la oportunidad de exponer sus descubrimientos frente a estudiantes de todo el mundo.

Durante su estancia en Colombia, Tamayo llevó una clase sobre Asia del Este, lo que despertó su interés por esta cultura también. Desde ese momento, comenzó a buscar la oportunidad de irse de intercambio una vez más, pero esta vez a Asia.

El estudiante de Estudios Internacionales aseguró que ha invertido más de 100 horas buscando becas para financiar sus estudios. Actualmente, está en proceso de aceptación con la Asociación de Estudios Americanos para irse a la Universidad de Nanjing en China.

Como parte de su preparación para irse de intercambio nuevamente, Jorge toma el curso de Desarrollo Económico y Corporaciones en Asia del Este por la Korean Foundation  y toma clases de chino los sábados.

En un futuro, le gustaría ser embajador o dar consultorías a gobiernos y a empresas con el fin de unir países de América Latina con países asiáticos.

 

 

 

 

 
Follow by Email
Facebook
Google+
http://www.agenciainformativaudem.com/como-un-intercambio-cambio-mi-vida">
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *