28 Mar 2007

Cocinan ingenieros fuentes alternativas de energía

Roxana Flores

El enfoque mundial es la búsqueda de nuevas fuentes de energía renovable, por ello los alumnos de Sistemas Modernos de Energía, de Mecatrónica (IMT) construyeron cocinas solares las cuales utilizan esta fuente alterna en el Estacionamiento Anexo Poniente el 2 de marzo, afirmó Eduardo Mercado Cano, alumno de quinto semestre de IMT.
«La tendencia va para allá, vemos en los periódicos que sean andan buscando nuevas fuentes energéticas porque el petróleo tarde o temprano se va a acabar, entonces el poco petróleo que nos queda hay que utilizarlo de una manera más eficiente y no tanto para acabarla en gasolina, entonces ese es el enfoque del curso, que el alumno tenga conciencia», señaló Eduardo Auces López, profesor de la materia.

Los diseños de los alumnos fueron realizados por medio de conocimientos básicos de energía solar y el acceso a materiales como cartón, papel de aluminio, cristal, parábolas y circuitos que captan la luz solar, los cuales permiten calentar todo tipo de alimento.

«A través de este proyecto quiero que les quede algo, que les sirva y sobre todo que aprendan que es una disciplina de cómo hacer un proyecto, cómo llevarlo a cabo, cómo trabajar en grupos para sacar una idea y cómo trabajar en grupos esa idea».

Con este tipo de actividades, los estudiantes optan por construir modelos de cocinas que a diferencia de las convencionales que consumen una gran cantidad de poder como el petróleo, electricidad y gas, sus creaciones son ecológicas.

«No es tanto hacer la cocina, la cocina es un producto y ya, pero lo que implica hacerla es lo que cuenta. El hecho de que estén todos juntos porque trabajaron juntos, porque se desvelaron juntos, el pelear con otros para sacar ideas en común, todo eso es más importante», agregó Auces.

«Le pusimos una fotorresistencia para que se mueva sola, si el Sol esta así, localiza el Sol y le da más energía a la cocina solar, si se pone de tarde, se va moviendo conforme se va moviendo el Sol, se mueve la cocina, entonces siempre esta cargada de emergía», dijo Francisco Javier Torres Contreras, de segundo semestre.

Con este tipo de cocinas, el comedor del templo Tirupathi en Andhra Pradesh, India, alimenta diariamente a 18 mil personas, de acuerdo a la página de Internet Soliclima.

«En nuestra cocina, creamos un modelo al que le pusimos una base con una parábola, la parábola es una curva para decirlo más fácilmente, la cual esta enfocando la energía directamente hacia el foco, en nuestro caso la sartén, de esta manera estamos calentando y ahorrando energía», manifestó Eduardo Mercado Cano del quinto semestre.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: