25 Sep 2012

Califica de performance de guerra sexenio de FCH

Por Daniela Salinas / Agencia Informativa UDEM

El fracaso de Calderón es el fracaso del PAN, el fracaso del PAN es el fracaso de México, señaló Sermeño.

Como un perfomance de guerra que en un principio justificó el uso de la fuerza armada y que terminó derrotado, fue como evaluó el catedrático Sergio Ortiz Leroux, las acciones del presidente Felipe Calderón Hinojosa durante el panel Evaluación del Sexenio de Calderón, organizado por la mesa directiva de la carrera de Ciencia Política y Administración Pública (SALPA).

«La guerra contra Calderón fue fundamentalmente en términos simbólicos una cruzada moral en contra de las drogas ante el peligro que éstas representaban de contagio ante la buena sociedad, se trata por parte de Calderón de una cruzada para purificar a la sociedad ante el peligro de contagio que representaban las drogas», indicó el doctor en Ciencias Sociales por la Facultad Latinoamericana (Flacso) el 22 de septiembre en la Sala de Eventos del CCU.

Junto con Ortiz Leroux, participaron los catedráticos Julieta Marcone, y Ángel Sermeño maestra en Ciencias Sociales y doctor en Ciencia Política de la UNAM, respectivamente y como moderador fungió el maestro de la UDEM y analista político Miguel Reyes González.

El especialista en Ciencia Política dijo que la política de seguridad del actual mandatario tuvo como problema principal la inseguridad donde calculó que murieron, aproximadamente 80 mil mexicanos en estos seis años en la llamada guerra contra el crimen organizado Indicó que la cruzada moral inició con la decisión de enviar el Ejército a los estados de Michoacán y Guerrero después de su toma de posesión y de ahí en adelante fue el sello que marcó al sexenio.

«Fue lo que simbólicamente podríamos denominar todo un «performance de guerra», que se sustentó en tres grandes elementos; por una parte el propósito que fue la justificación inicial para llevar a cabo la acción, evitar el peligro del contagio de las drogas, el agente que fue el presidente Calderón que se quiere ver a sí mismo como un político cruzado y finalmente la agencia que fueron el conjunto de las fuerzas armadas, sea el Ejército o sea la Marina», señaló Ortiz Leroux.

Expuso también que hay dos sucesos muy importantes que fueron decisivos en el quiebre del performance de guerra que implementó el Presidente, primero el haber calificado como riña, entre pandillas, el ataque de un comando armado a una fiesta de jóvenes en Ciudad Juárez y el segundo fue en marzo de 2010 cuando dos estudiantes del Tecnológico de Monterrey fueron asesinados afuera de sus instalaciones.

Según el Dr. Ortiz el performance empezó a perder credibilidad ante los ciudadanos quienes dejaron de ser simples víctimas de una guerra a convertirse en agentes que pedían ya el fin de la guerra.

Añadió que estos hechos son el germen de un nuevo performance de guerra que inició a principios de 2011 con la campaña «No más sangre» que se consolida con el surgimiento del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad encabezado por el poeta Javier Sicilia a la luz del asesinato de su hijo.

Dicho performance que emerge de la sociedad civil tiene un nuevo agente: el ciudadano, con el propósito de acabar la guerra y construir una paz que englobe justicia y dignidad y éste tiene una nueva agencia que es la construcción de la esfera del diálogo como recurso para resolver el problema de una guerra que ha llevado a los extremos, añadió.

«El performance de guerra del Presidente fue derrotado y la emergencia de la sociedad civil de hoy es una luz de esperanza para luchar por una paz con justicia y dignidad».

Posteriormente Sermeño hizo énfasis en que es necesario evaluar también al sexenio de Vicente Fox ya que mucho de lo que Fox no hizo lo heredó Calderón.

«El fracaso de Calderón es el fracaso del PAN, el fracaso del PAN es el fracaso de México», puntualizó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: