18 Abr 2008

Avala Vaticano Cátedra de Genética y Vida Humana

Por Tania Montemayor / Agencia Informativa UDEM

Jesús Fernando Colunga González, director del Centro de Bioética, señaló que por mucho tiempo la enseñanza de la medicina fue un diagnóstico seco, olvidándose del nombre del paciente y de la persona.

0418-Avala-Vaticano-Cátedra-de-Genética-y-Vida-Humana

Fomentar el uso de la ética con respeto a la dignidad humana en el sector salud, retomar al hombre como centro fundamental del desarrollo científico y tecnológico, es el tema principal de la Cátedra de Genética y Vida Humana titulada Vida Humana: Relación Paciente- Médico, que se impartirá en la UDEM del 28 al 30 de abril.

La décimo sexta sesión de la cátedra se caracteriza por ser la única en su tipo con el aval de la Santa Sede, que se logró gracias a las gestiones de Florencia Infante de Garza, fundadora y presidenta de la misma, el doctor José Antonio Merino, profesor ordinario de Historia de la Filosofía Medieval y Moderna en el Pontificio Ateneo Antonianum de Roma, y el cardenal Javier Lozano Barragán, presidente de Pontificio Consejo para la Pastoral de los Agentes Sanitarios de la Curia Romana en el Vaticano.

Se lleva a cabo desde hace ocho años en dos sesiones presenciales, una en abril y otra en noviembre, y con el reciente aval se consolida como el primer foro en el campo de la genérica y bioética en cumplir con estas expectativas.

«Nos llena de mucho orgullo y honor a la universidad, porque se supo evaluar y valorar el trabajo de ocho años en la cátedra y el foro planeado, planteado y trabajado por la UDEM para la comunidad debe tener una enorme gratificación», señaló Infante de Garza.

Con el uso de la bioética, que es uno de los campos más preocupantes en el aspecto filosófico de la práctica de la medicina en la actualidad y que por muchos años quedó fuera del programa, los alumnos en su mayoría de la División de Ciencias de la Salud, reforzarán la relación de confianza y trato humano hacia el paciente.

«Es de interés universal y es histórico, la fundamentación de la medicina y la filosofía de los primeros médicos ya contemplaban que era indispensable la atención a la salud de los pacientes y ayudarlos a manejar sus enfermedades, establecer una relación de confianza y trato humano», añadió Pablo Villarreal Guerra, director del departamento de Ciencias Clínicas.

Jesús Fernando Colunga González, director del Centro de Bioética, señaló que por mucho tiempo la enseñanza de la medicina fue un diagnóstico seco, olvidándose del nombre del paciente y de la persona.

«La relación como paciente-médico es entre dos personas que se tiene que ver como tal y la bioética ha ayudado a retomar este enfoque, hay pacientes y luego enfermedades».

Explicaron el término «medicina a la defensiva», fenómeno actual en donde el médico ve al paciente como factor demandante y el paciente percibe al médico como exprimidor de dinero, lo que causa complicaciones para establecer una comunicación efectiva entre ellos.

Luis Domínguez, Director de la Unidad de Medicina de Familia y de la Unidad de Chequeos en la Clínica Ruber de Madrid y profesor en la Universidad Complutense de Madrid; y José Luis Parada, Especialista en Bioética y en Problemática Familiar y catedrático en la Universidad de Murcia y otros centros universitarios, están a cargo de las conferencias.

Fecha de publicación: 18 de abril de 2008

0418-Avala-Vaticano-Cátedra-de-Genética-y-Vida-Humana

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: