16 May 2019

El transporte público no es un negocio, es un servicio

Camila Villarreal, David Calderón y Ana Paula González

“No al aumento, no a la deuda, no al tarifazo” - Transportistas de Monterrey.

Bueno, la principal queja de los ciudadanos es el precio elevado que pagan por una mala calidad de infraestructura y servicio por parte del transporte público. Si se da el 50 por ciento del aumento en el precio de la tarifa en Nuevo León, un usuario pagaría en promedio alrededor de dos mil pesos mensuales.

En Monterrey, el transporte público es el más caro de México ya que se carece de otras alternativas como más líneas de metro o carriles para bicicletas; por el contrario se promueve más el uso del automóvil. La movilidad del 40 por ciento de la población es a través de auto y tan solo el veintisiete por ciento en transporte urbano.

El servicio de traslado en Nuevo León es calificado de mala calidad por los ciudadanos, ya que no conecta a los diferentes municipios, las unidades carecen de clima, asientos para minusválidos, exceso de cupo en horas pico y los chóferes no conducen con las medidas reglamentarias.

Como una solución a los descontentos y al servicio de las rutas, Jaime Rodríguez Calderón prometió en campaña que se haría cargo del transporte urbano y ahora que ya es gobernador, quiere apropiarse de las unidades de los concesionarios. Mientras que en otros países la población se mueve en metro, autobús, bicicleta o a pie, el Índice de Movilidad Urbana posiciona Monterrey en el lugar 10 de las 20 ciudades más contaminadas.

Te compartimos el siguiente tweet story para que conozcas lo más relevante al respecto:

¿Sabías que aproximadamente 1 millón y medio de regiomontanos pasan alrededor de 102 minutos diarios en puros traslados en transportes públicos? pic.twitter.com/dl9zN6Mt5U— PM19 (@Tarifazo_NL) 16 de mayo de 2019



 
Follow by Email
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *