06 May 2020

Aplica psicología en el periodismo

Fernando Noriega y Paul Borjas

El editor agregó que la entrevista no consta sólo de hacer un cuestionario previo e informarse sobre la vida de esa persona, ya que el periodismo es una profesión muy subjetiva y aconsejó tener preparadas tres preguntas: ¿quién es?, ¿qué ha hecho? y ¿qué se necesita que diga?

Javier Sepúlveda

El director de vinculación del periódico Milenio, Javier Sepúlveda, compartió su experiencia como periodista y editor con los alumnos de la Licenciatura en Ciencias de la Información y Comunicación durante la clase de Periodismo Informativo, donde relató distintas anécdotas de su trayectoria profesional así como los retos que ha enfrentado.

Sepúlveda compartió que estudió psicología y que ha sido una herramienta muy útil para interpretar la comunicación no verbal de sus entrevistados y le recomendó a los alumnos fijarse en lo que se transmite cuando no se quiere o puede decir algo. 

El editor agregó que la entrevista no consta sólo de hacer un cuestionario previo e informarse sobre la vida de esa persona, ya que el periodismo es una profesión muy subjetiva y aconsejó tener preparadas tres preguntas: ¿quién es?, ¿qué ha hecho? y ¿qué se necesita que diga? Pero lo demás se dará sobre la marcha para abrir la oportunidad de contar una buena historia.

Asimismo, recordó su tiempo como reportero policiaco, donde aprendió a narrar historias humanas de quienes habían perdido un ser querido y adquirió la capacidad de abordar a las personas para “hacer productiva la ansiedad” con el fin de discutir aquellos temas sensibles que por temor a preguntar varios medios no tratan; destacó que es importante para los profesionales de la comunicación y de las relaciones humanas saber manejar los sentimientos sin tener miedo de ellos, con el fin de velar por la noticia.

Invitó a los alumnos a ser creativos en cualquier área en el que desempeñen, ya que la creatividad va estar encima de cualquier otra cosa, pues considera que si se puede informar y al mismo tiempo ser divertidos, se puede llegar a tener una mayor influencia en los lectores.

“Uno nunca sabe en qué momento de su formación académica va a estar haciendo actividades impensadas para su futuro, nunca desdeñen, nunca desprecien una pesada obligación que les ayudará en 10 años. Uno tiene que agradecer toda la experiencia profesional como persona, porque todo eso que vamos acumulando en la vida de formación profesional les sirve para el futuro”, concluyó el periodista.

Javier Sepúlveda

 

Los comentarios están cerrados.

Lo último: