14 Feb 2013

Analizan Obras del Trecento

Ana Cristina Rangel/ Agencia Informativa UDEM

El Director del centro para el Ecumenismo de la Arquidiócesis Florentina, analizó pinturas del trecento, en donde explicó que todas las imágenes del niño Dios en brazos de su madre, hacen alusión a la pasión aceptada tanto por el hijo como por la madre y por lo tanto, no son simplemente una imagen de un niño en los brazos de su madre, son imágenes de la voluntad, de la fe y la sumisión a la voluntad del padre.

María es madre de Jesús, pero como creatura Dios es su padre y también es esposa, por lo tanto María es hija, madre y esposa; aseguró monseñor Timothy Verdon, director de la Oficina Diocesana de Arte Sacro, quien impartió la conferencia Niño, Hombre, Dios.

La espiritualidad medieval tardía y la totalidad de la Persona de Cristo, en el teatro de la UDEM, el 12 de febrero durante la Trigésima Cátedra de Arte Sacro.

El Director del centro para el Ecumenismo de la Arquidiócesis Florentina, analizó pinturas del trecento y explicó que todas las imágenes del niño Dios en brazos de su madre hacen alusión a la pasión aceptada tanto por el hijo como por la madre; por lo tanto, son imágenes de voluntad, fe y sumisión a la voluntad del padre.

El poeta franciscano Jacopone de Todi escribió «Hijo, hijo, hijo», «Quién le da consejo a mi corazón angustiado», donde María expresa el dolor de la madre, el dolor de una hija, y el sufrimiento profundo del amor.

Monseñor Verdon declaró que todos somos Cristo, refiriéndose a que él es la cabeza y nosotros somos el cuerpo.

 
Follow by Email
Facebook
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo último: